AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y basada en tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurarlas o rechazarlas haciendo clic en "Configuración de cookies". También puedes aceptarlas todas pulsando “Aceptar todas las cookies”. Para más información, lee nuestra Política de cookies

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES RECHAZAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR COOKIES

¿Quién fue David Dodd?

David Dodd es considerado, junto con Benjamin Graham, uno de los grandes pioneros del Value Investing. Su libro Security Analysis es un auténtico clásico de la inversión en valor, que sentaría las bases sobre las que evolucionó este estilo de inversión hasta nuestros días, donde sigue plenamente vigente. Por tanto, en este artículo repasamos la vida y obra de David Dodd, centrándonos especialmente en su papel fundacional en la inversión Value.

David Dodd: origen y formación

David LeFevre Dodd (1895 - 1988) estudió Economía en las universidades de Pennsylvania y Columbia durante las primeras décadas del siglo XX, con la única interrupción obligada por su participación en la I Guerra Mundial. En 1930, Dodd obtuvo su doctorado en Columbia. Fue también en esta última universidad en la que ejercería la docencia entre 1922 y 1961, en una fructífera carrera académica que acabaría siendo vital para el desarrollo del estilo de inversión que hoy conocemos como Value Investing. Además, en Columbia conoció al otro gran representante de la inversión en valor: Benjamin Graham, con quien colaboraría en la escritura de la obra fundacional de la inversión en valor.

David Dodd y Benjamin Graham: un encuentro providencial para el Value Investing

Efectivamente, en 1932, Benjamin Graham, que también daba clases en Columbia, le pidió a David Dodd que colaborase con él en la escritura de un libro, que con el tiempo se convertiría en el famoso «Security Analysis». Según diversas fuentes, Graham era la mente creativa, repleta de ideas, mientras que Dodd se encargaba de verificar, documentar y concretar dichas ideas para incorporarlas al libro. En cualquier caso, fue una colaboración enormemente fructífera, que también se extendería al ámbito de los negocios, con la Graham - Newman Corporation y, posteriormente, con la célebre aseguradora GEICO, hoy en día en manos de Warren Buffett (a través de Berkshire Hathaway). De hecho, tanto Graham como Dodd fueron profesores de Warren Buffett en Columbia, dejando una profunda huella que marcaría el futuro del «oráculo de Omaha». En este sentido, Buffett ha repetido en numerosas ocasiones que «Security Analysis» es uno de sus 3 libros de cabecera sobre inversión. Veamos por qué esta obra despierta tanta admiración.

Security Analysis: una obra fundamental para la inversión en valor

Considerado como la «biblia» del Value Investing, este libro de Benjamin Graham y David Dodd sigue siendo una fuente inagotable de aprendizaje para los inversores, sin que haya apenas perdido vigencia hasta el día de hoy. Veamos las cuestiones clave que Dodd y Graham plasmaron en esta obra imprescindible para cualquier estudioso de la inversión:

1. Valor intrínseco

Sin duda, este es uno de los postulados fundamentales del Value Investing, sobre el que se asientan las bases de esta estrategia. Según Benjamin Graham y David Dodd, todas las compañías tienen un valor intrínseco que se puede llegar a calcular a través de un análisis exhaustivo de sus estados financieros y otros parámetros fundamentales del negocio en cuestión. Entre otros, pueden mencionarse los siguientes: activos, ingresos, política de dividendos, deuda, flujo de caja, actuaciones del equipo gestor, etc. A estos efectos, suele calcularse una serie de ratios financieros que ayudan a evaluar la salud general de la empresa. Por tanto, se trata de aplicar lo que se conoce como análisis fundamental para determinar el valor real que corresponde al activo en cuestión.

2. Fluctuaciones de mercado: ¿eficiente o ineficiente?

Aunque los mercados financieros tiendan a la eficiencia, Graham y Dodd llegaron a la conclusión de que pueden ser ineficientes de forma transitoria, infravalorando o sobrevalorando los activos que en él cotizan, respecto de su valor intrínseco. Esto puede deberse a múltiples causas, tales como la información imperfecta, impulsos emocionales, factores psicológicos como el «efecto manada», etc., que actúan sobre el juego de oferta y demanda. No obstante, en último término y a largo plazo, los mercados acaban por ajustar los precios al valor intrínseco del negocio de que se trate.

3. Margen de seguridad

De la disonancia entre valor intrínseco y precio de mercado surgen las oportunidades para los inversores en valor. De este modo, si una acción cotizase en bolsa muy por debajo del valor intrínseco que hayamos calculado (y suponiendo que estos cálculos fuesen correctos), sería una magnífica oportunidad de compra. Con el paso del tiempo, una vez que los mercados se ajusten o superen dicha valoración, podríamos decidir vender para recoger beneficios. Como es lógico, el cálculo del valor intrínseco no es una ciencia exacta, pudiendo incorporar interpretaciones, sesgos, errores o visiones subjetivas. En este sentido, Graham y Dodd incorporan el concepto de margen de seguridad: Se trata de la diferencia que existe entre el valor intrínseco y el precio de mercado de un activo. Si están muy próximos, quizás la operación no sea tan interesante, ya que podemos equivocarnos en la valoración o el mercado puede no llegar a reconocer dicho valor. Por tanto, es recomendable que ese margen tenga una cierta amplitud, para compensar cualquier eventualidad de este tipo.

4. Inversión a largo plazo y control psicológico

Tanto Graham, como Dodd o Buffett insisten en que la inversión en valor requiere tiempo y paciencia. Así, no se trata de ejecutar operaciones especulativas a corto plazo, sino de adquirir una participación en un negocio de alta calidad y con proyección de futuro. Se insiste también en el libro en la necesidad de ser disciplinados en la gestión de las inversiones y mantener un adecuado control emocional. Dejarse llevar por impulsos, tendencias o el «ruido» informativo, suele tener pésimas consecuencias para los inversores.

5. Diversificación

Graham y Dodd recomiendan repartir las inversiones entre diferentes tipos de activos, sectores y compañías, con la finalidad de reducir el riesgo global de la cartera. De este modo, se puede diluir el efecto de una pérdida o, incluso, de la eventual quiebra de alguna de las empresas en las que invirtamos. Por el contrario, una excesiva concentración, puede tener consecuencias desastrosas para la rentabilidad.

El Value Investing más allá de David Dodd

Como hemos visto, los postulados desarrollados por David Dodd y Benjamin Graham son la base imprescindible del Value Investing, sobre la que se han ido añadiendo las aportaciones de otros autores e inversores hasta el día de hoy. Esencialmente, su visión sigue estando plenamente vigente, aunque la propia evolución de los mercados y la aparición de nuevos tipos de activos y formas de negociación, exijan ciertas actualizaciones o ampliaciones. En este sentido, el Máster en Value Investing y Mercados Financieros de VIBE puede ser una magnífica opción para que completes tu formación en este estilo de inversión, ya sea para gestionar tu propia cartera o para desarrollar una carrera profesional en el sector financiero. En definitiva, David Dodd fue, junto con Benjamin Graham, uno de los grandes pioneros de la inversión en valor. Sus aportaciones siguen hoy tan vigentes como en 1934, cuando se publicó por primera vez «Security Analysis». Sus continuas ediciones y reimpresiones, que llegan hasta el día de hoy, atestiguan la utilidad de un texto imprescindible en la biblioteca de cualquier inversor.

Contenido

    Redes Sociales

    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    Redactado por {{ autor.name }}
    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    {{ cat.cat_name }}

    Contenido

      Redes Sociales

      Fuentes y recursos de información

      Comprobamos el contenido y la veracidad del conocimiento presentado en este artículo a través de nuestro proceso editorial y de verificación de la información para asegurarnos de que sea preciso y confiable.

      Redes Sociales