AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y basada en tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurarlas o rechazarlas haciendo clic en "Configuración de cookies". También puedes aceptarlas todas pulsando “Aceptar todas las cookies”. Para más información, lee nuestra Política de cookies

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES RECHAZAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR COOKIES

¿Qué son las finanzas?

Como es lógico, saber qué son las finanzas no te convierte automáticamente en experto en el tema, pero es un primer paso fundamental si quieres tener claros ciertos conceptos clave y así poder avanzar en este ámbito. Aquí, encontrarás una definición precisa del término, los distintos enfoques que existen en torno a las finanzas y por qué puede ser un campo de conocimiento tan útil y rentable. De este modo, tanto si pretendes dedicarte a alguna profesión en este ámbito, como si simplemente quieres aprender a gestionar mejor tu dinero, aprender de finanzas siempre va a ser una buena decisión. Este artículo puede ser el primer paso. [tabla_de_contenido]

¿Qué es «finanzas»? Definición

El diccionario de la RAE nos dice que «financiero» es lo «perteneciente o relativo a la Hacienda pública, a las cuestiones bancarias y bursátiles o a los grandes negocios mercantiles». Más técnicamente, podemos definir las finanzas como aquella rama de la Economía que se ocupa de estudiar la obtención, intercambio y utilización de capital entre los distintos agentes económicos. Esta definición de finanzas tan amplia abarca un enorme abanico de posibles enfoques. De ahí que suela distinguirse entre diversos tipos de finanzas, como veremos a continuación. ¿Qué tipologías de finanzas existen? Efectivamente, el campo de las finanzas es tan sumamente amplio, que para abordarlo se divide en varias ramas o enfoques distintos. Los más importantes son los tres siguientes:
  • Finanzas públicas.
  • Finanzas privadas empresariales.
  • Finanzas personales.
Analizamos brevemente cada una de estas áreas, que nos ayudarán a comprender mejor qué son las finanzas en la práctica:

1. Finanzas públicas

Esta rama de las finanzas se centra en analizar el empleo de los recursos económicos que se lleva a cabo en el ámbito de la Administración Pública (Estado, Comunidades Autónomas, Entidades Locales y demás entes del sector público). Las finanzas públicas se caracterizan por tener ciertas características muy particulares:
  • El origen de los recursos se encuentra, sobre todo, en el sector privado. Así, los Estados y otras entidades públicas obtienen el capital, fundamentalmente, a través de impuestos y otros tipos de tributos que se exigen de forma coercitiva.
  • El destino de los recursos debe orientarse al interés general, en ámbitos como la sanidad, la educación, infraestructuras de uso público, etc. Son los presupuestos de cada entidad los que determinan cuál va a ser la distribución futura de esos recursos financieros disponibles.
  • La administración y utilización del dinero público se rige por las reglas y principios que establece la Constitución y demás leyes específicas. Para garantizarlo, todo el proceso de gasto público está sometido a rígidos procedimientos de auditoría interna y externa, además de supeditarse al control judicial, en su caso.
Las finanzas ocupan un lugar central en el debate político de cualquier país, en particular cuando se tramitan los presupuestos generales o si se anuncian grandes proyectos de gasto o inversión. Como contribuyentes, tenemos derecho a que nuestras aportaciones se gestionen de la forma más justa y eficiente posible.

2. Finanzas corporativas o empresariales

Como ya sabrás, esta es la rama de las finanzas que se desarrolla en el ámbito de las empresas privadas. Por tanto, aquí se trata de todo lo relativo a la obtención y empleo de recursos financieros de cara a maximizar los beneficios empresariales y garantizar la supervivencia de la compañía. Los especialistas en finanzas corporativas analizan cuestiones como las siguientes:
  • Vías de obtención de financiación (préstamos, salida a bolsa, etc.).
  • Aplicación de recursos financieros (en procesos de fabricación, adquisición de suministros o materias primas, comercialización y marketing, personal, etc.). Se trata de realizar una colocación del capital lo más eficiente posible.
  • Viabilidad económica del proyecto empresarial en el corto, medio y largo plazo.
  • Reparto de dividendos a los accionistas, en su caso.
  • Optimización fiscal.
El ámbito de las finanzas corporativas es un área de trabajo muy interesante, en la que constantemente se buscan profesionales altamente cualificados.
Si te formas en el campo de las finanzas corporativas o empresariales podrás acceder a puestos como el de CFO (Chief Financial Officer o Director Financiero).

3. Finanzas personales

Por último, al estudiar qué son las finanzas, no podemos olvidarnos de la rama más cotidiana, que nos afecta a todos en nuestro día a día. Se trata de las denominadas «finanzas personales», que se centran en la gestión del dinero dentro del ámbito personal o familiar. Es decir: cómo ganar dinero, administrarlo y, en su caso, ahorrarlo o invertirlo. Tradicionalmente, ha sido un enfoque bastante descuidado en la educación tradicional, ya que no se enseñaba en la escuela ni era un tema de conversación habitual en las familias. Sin embargo, la importancia de las finanzas personales ha ido creciendo a pasos agigantados durante los últimos años. Así, se han multiplicado los recursos disponibles para aprender sobre formas inteligentes de administrar el dinero. De una forma muy esquemática, las finanzas personales se ocupan de tres grandes áreas:
  • Obtención de dinero: habitualmente, esto viene dado por la carrera profesional de cada persona. En este sentido, si tenemos conocimientos de finanzas, podemos tratar de enfocar nuestros esfuerzos laborales hacia áreas más lucrativas que otras, aprender a negociar salarios, pedir aumentos, cambiar de sector, etc.
  • Utilización de recursos: esta es, quizás, el área que más asociamos con las finanzas personales. Se trata, en pocas palabras, de decidir:
    • Cuánto y cómo gastamos de nuestros ingresos mensuales. El objetivo es realizar una asignación óptima de recursos, evitando fugas de dinero que no nos produzcan ninguna utilidad.
    • Cuánto ahorramos: aunque muchas personas destinan al ahorro el sobrante después de hacer frente a todos los gastos del mes, lo más inteligente es «pagarse a uno mismo primero». Por tanto, idealmente, deberíamos separar a principios de mes la parte que vamos a destinar al ahorro.
  • Inversión. La parte de nuestros ingresos que decidimos ahorrar, podemos destinarla a finalidades de lo más diverso. Por ejemplo, podemos simplemente guardarla para hacer frente a un gasto futuro (unas vacaciones, la compra de un coche o una casa, etc.), o bien invertirla para tratar de obtener un cierto rendimiento económico.
Sin duda, esta última es la parte más «técnica» de las finanzas personales y, quizás, la más desconocida y descuidada por parte del público en general.

¿Por qué es importante aprender sobre finanzas?

Como habrás podido deducir de todo lo anterior, contar con una cierta formación financiera es algo realmente útil:
  • Se trata de un área de trabajo en la que siempre van a necesitarse profesionales debidamente cualificados. Cualquier empresa, sea del sector que sea, requerirá personal en el área financiera. Se trata, por tanto, de una especialidad transversal a todos los sectores, tamaños y tipos de compañías.
  • Por otra parte, como individuos, saber gestionar nuestros ingresos, gastos e inversiones puede marcar la diferencia a medio y largo plazo. Muchas veces, el éxito económico personal no viene tanto de una inteligencia excepcional como de tener claros ciertos conceptos financieros básicos y saber actuar en consecuencia.
Por tanto, a diferencia de lo que durante mucho tiempo se creyó a nivel popular (que las finanzas estaban reservadas a unos pocos estudiosos y especialistas), hoy en día es un conocimiento básico para cualquier persona. En consecuencia, ahora que ya sabes qué son las finanzas, qué tipos existen y por qué es tan importante adquirir conocimientos en este campo, te animamos a seguir profundizando en este ámbito. Si quieres saber más sobre finanzas, te animamos a que le eches un vistazo a nuestro Curso de finanzas para no financieros que te capacitará para desarrollarte en este área. Al fin y al cabo, invertir en tu formación financiera puede ser una de tus mejores inversiones. ¿No crees?

Contenido

    Redes Sociales

    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    Redactado por {{ autor.name }}
    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    {{ cat.cat_name }}

    Contenido

      Redes Sociales

      Fuentes y recursos de información

      Comprobamos el contenido y la veracidad del conocimiento presentado en este artículo a través de nuestro proceso editorial y de verificación de la información para asegurarnos de que sea preciso y confiable.

      Redes Sociales