AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y basada en tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurarlas o rechazarlas haciendo clic en "Configuración de cookies". También puedes aceptarlas todas pulsando “Aceptar todas las cookies”. Para más información, lee nuestra Política de cookies

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES RECHAZAR TODAS LAS COOKIES
CONFIGURAR COOKIES

¿Qué es Value Investing?

Sin lugar a dudas, el Value Investing es una de las estrategias de inversión más conocidas y exitosas de la historia. Por algo Warren Buffet, considerado uno de los mejores inversores de todos los tiempos, la ha aplicado durante décadas con magníficos resultados. En este artículo veremos a fondo en qué consiste esta estrategia, cuáles son sus ventajas y desventajas y cómo puedes empezar a aplicarla en la práctica. [tabla_de_contenido]

Value Investing: ¿qué es?

En pocas palabras, el Value Investing o Inversión en Valor es una estrategia de inversión que consiste en comprar activos de calidad que están infravalorados en el mercado.
Esta filosofía se basa en la idea de que los mercados financieros no son siempre eficientes.
Así, puede que, llevados por la falta de información, por distintas emociones (como el miedo) o por percepciones erróneas, la mayoría de inversores considere que una determinada acción vale menos de lo que objetivamente sería correcto. Esta disonancia entre valor percibido y valor real es lo que fundamenta el éxito del Value Investing.

¿Quién desarrolló el Value Investing y cuáles son sus máximos representantes?

El origen de la filosofía del Value Investing se remonta a finales de los años 20 del siglo pasado, cuando Benjamin Graham la incorporó a sus clases en la Universidad de Columbia. Posteriormente, plasmaría todas sus ideas en uno de los grandes clásicos de la bibliografía financiera de todos los tiempos: «El inversor inteligente». A día de hoy, esta sigue siendo la obra de referencia para millones de inversores interesados en el Value; entre otros, para el célebre Warren Buffett. Así, junto con Charlie Munger, aplica los principios de Graham a las inversiones que viene realizando desde hace décadas en su multimillonaria compañía, Berkshire Hathaway.

¿Cómo aplicar el Value Investing? Principios básicos

La estrategia el Value Investing tiene unos principios sencillos de entender, aunque no tan fáciles de implementar en la práctica, como luego veremos. Estos son los más importantes:

1. Valor intrínseco vs. precio de mercado

Estos dos conceptos son la base de toda la filosofía Value:
  • El precio de mercado es, simplemente, el precio que un determinado activo tiene en el mercado en el momento actual. Por ejemplo, si la acción de Amazon cotiza a 132 dólares a día de hoy en Wall Street, ese es su precio de mercado. Es decir, es lo que la media de inversores está dispuesto a pagar por ese activo en la práctica.
  • El valor intrínseco es más complejo. Se trata del valor que realmente tiene un activo, de forma objetiva. Para determinarlo, el Value Investing combina diferentes cálculos y estimaciones, basándose, sobre todo, en estos tres ratios financieros:
    • Precio a valor contable (P/B): evalúa el valor de los activos de una empresa y los compara con el precio de la acción. Si el precio es menor que el valor de los activos, se considera que la acción está infravalorada, siempre y cuando la empresa no esté atravesando dificultades financieras.
    • Precio a ganancias (P/E): analiza el historial de ganancias de una empresa para determinar si el precio de la acción está o no reflejando las ganancias o si está infravalorada.
    • Free Cash Flow: es el efectivo generado a partir de los ingresos o las operaciones de la empresa después de haber cubierto gastos y deudas.
Si se hace una incorrecta estimación del valor intrínseco, la estrategia de Inversión en Valor deja de ser eficaz.

2. Margen de seguridad

Llamamos margen de seguridad a la diferencia que existe entre el valor intrínseco estimado de un activo y su precio actual en el mercado. Como es lógico, el Value Investing busca localizar activos cuyo valor intrínseco sea superior al precio de mercado. Cuanto mayor sea esta diferencia, más segura será nuestra inversión. Así, aunque nos equivocásemos ligeramente en las estimaciones, o el mercado no llegase a percibir ese valor intrínseco en su totalidad, podríamos tener éxito en la operación.

3. Análisis fundamental y búsqueda de activos infravalorados

Para encontrar empresas infravaloradas, el Value Investing acude al llamado análisis fundamental. Se trata de analizar el balance de la empresa (calculando los ratios que mencionábamos más arriba), así como las características de la compañía, su cartera de clientes, la situación económica del sector, etc. Este proceso analítico es el que permite determinar el valor intrínseco de un título, así como el margen de seguridad, definiendo si se trata o no de una buena inversión. Sin duda, en este proceso radica una de las mayores dificultades prácticas de este estilo de inversión, no al alcance de todo el mundo.

4. Diversificación

Como cualquier otra estrategia de inversión, el Value Investing no es infalible. Por tanto, nunca es recomendable «poner todos los huevos en la misma cesta». Lo mejor es diversificar nuestra cartera en distintos tipos de activos, para minimizar el impacto de un error en los cálculos, un evento inesperado o cualquier otra situación que pueda impactar en las cotizaciones (una guerra, un avance tecnológico disruptivo, etc.). Idealmente, deberíamos diversificar en:
  • Activos individuales (por ejemplo, no apostarlo todo a una o dos empresas, sino incorporar al menos 7 o 10).
  • Tipos de activos (acciones, fondos de inversión, renta fija, depósitos, etc.).
  • Países y monedas.
  • Sectores (financiero, tecnológico, consumo, etc.).
El objetivo es contar con una cartera equilibrada, que no muestre excesiva volatilidad y que nos ofrezca una cierta resiliencia ante las dificultades.

5. Visión a largo plazo y disciplina

A diferencia del trading, la filosofía Value requiere tener una visión a medio y largo plazo, siendo pacientes a la hora de invertir.
Muchas veces, el mercado tarda un tiempo en reconocer el verdadero valor de un activo.
En este sentido, el Value Investing se asocia habitualmente con la filosofía de buy-and-hold. Es decir: «comprar y mantener». Como dijo Buffett, el plazo ideal es «para siempre». En cualquier caso, también es conocido por afirmar que, si no estás cómodo manteniendo una acción durante 10 años, probablemente no deberías mantenerla ni 10 minutos. Ahora bien, esto no quiere decir que haya que conservar cualquier activo indefinidamente y a toda costa. Si descubrimos que la empresa ha dejado de cumplir las condiciones necesarias, si se ha producido algún cambio que modifica las premisas de inversión, etc., lo mejor es deshacer la posición.

Ventajas y desventajas del Value Investing

Las principales ventajas de la filosofía de Inversión en Valor son las siguientes:
  • Se enfoca en el largo plazo, por lo que no requiere operar constantemente, sino comprar y mantener. Esto también minimiza los gastos y comisiones asociados a otros estilos de inversión.
  • Alta rentabilidad. Si se implementa correctamente, su potencial de rentabilidad es muy elevado, como ha demostrado Buffett. Ahora bien, como suele decirse, «rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras».
  • Menor volatilidad que otras estrategias de inversión, si se realiza una correcta diversificación de la cartera.
Como desventajas, hay que destacar que:
  • Requiere ciertos conocimientos técnicos y una gran dedicación a la fase de análisis.
  • No proporciona resultados rápidos, en la mayoría de casos.
Ahora que ya sabes qué es el Value Investing, ¿crees que es un estilo de inversión adecuado a tu perfil? Si es así, no dudes en continuar aprendiendo sobre esta estrategia, que ha demostrado sus enormes virtudes a lo largo de muchas décadas.

Contenido

    Redes Sociales

    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    Redactado por {{ autor.name }}
    {{ date(post_wp.post_date) }}
    {{ time(post_wp.post_date) }}
    {{ cat.cat_name }}

    Contenido

      Redes Sociales

      Fuentes y recursos de información

      Comprobamos el contenido y la veracidad del conocimiento presentado en este artículo a través de nuestro proceso editorial y de verificación de la información para asegurarnos de que sea preciso y confiable.

      Redes Sociales